¿A qué llamanos flora biológica?

Maravillas Boccio
ene 2022. Flora biológica

¿A qué llamamos flora biológica?
Hoja y flor de loto blanco (Nymphaea lotus). © Maravillas Boccio

Con relación a la botánica, el término “restos biológicos” se asocia instintivamente a una planta o a una parte de ella, como frutos, hojas, flores o ramas. Efectivamente, las plantas enteras o sus fragmentos son un tipo de restos biológicos o arqueobotánicos, aunque no son los únicos. Existe otro grupo de restos biológicos formado por objetos que estuvieron en contacto con plantas o productos hechos a partir de plantas y que han dejado restos en estos objetos. Se trata de materiales muy diversos como vasijas, ánforas, moldes de pan o vendas, entre otros, donde se encuentran adheridos resinas, aceites o polvos de origen vegetal, o bien, los propios materiales han sido elaborados con productos vegetales.

Esta clasificación de los restos arqueobotánicos condiciona el método de identificación de las plantas que constituyen estos restos. Así pues, existen dos formas de identificar las plantas que integran los restos biológicos. Se trata de las identificaciones directa e indirecta.

Los restos que se presentan como plantas enteras o fragmentos se pueden asociar a especies conocidas fácilmente, si su estado de conservación es satisfactorio, a partir de consultas a herbarios o por comparación directa con plantas en fresco. Por tanto, se trataría de una identificación directa.

A los restos formados por resinas, polvos, etc., se les ha de aplicar una identificación indirecta para vincularlos a una especie concreta de planta. La metodología consiste en someter a los restos biológicos a diferentes técnicas analíticas con el fin de conocer su composición química y, posteriormente, comparar los resultados con sustancias características de diferentes especies vegetales conocidas.

Las dos vías de determinación son muy diferentes. La identificación directa es relativamente sencilla y una persona con ciertos conocimientos botánicos puede, perfectamente, conseguir resultados satisfactorios.

Por el contrario, la identificación indirecta es mucho más compleja. Requiere un equipo multidisciplinar integrado por botánicos y analistas químicos especialistas en técnicas analíticas que requieren una alta tecnología.

La determinación de plantas a partir del análisis xilológico no se pueden considerar una identificación directa o indirecta propiamente dicha. Se trata de una técnica mixta, puesto que la identificación se realiza a partir del estudio microscópico de la madera. Este tipo de examen se puede aplicar a cualquier objeto realizado en madera y la información que aportan es sumamente útil. Además de completar la ficha técnica de innumerables objetos expuestos en los museos que contienen la expresión “material: madera” sin especificar la especie, los métodos xilológicos aportan información sobre las relaciones comerciales de los antiguos egipcios, puesto que muchas de las maderas empleadas pertenecen a especies foráneas.

La licencia de este artículo se describe como: Creative Common Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional