¿A qué llamamos flora textual?

Maravillas Boccio
ene 2022. Flora textual

Fragmento del listado de plantas del jardín de Ineni (din. XVIII). Tumba TT 81 en Sheikh Abd el-Gurna. © Maravillas Boccio

La flora textual está relacionada con los textos del antiguo Egipto. Estos documentos ofrecen una información muy importante sobre las plantas, puesto que en ellos se revela el nombre egipcio de las plantas.

En general, los textos se encuentran principalmente en papiros, pero también hay textos en ostraca. Todos ellos están escritos en lengua egipcia y escritura hierática. Sin embargo, los textos que datan del período Saïta (dinastía XXVI), o posterior, pueden encontrarse en lengua y escritura demótica. Existe un grupo de textos egipcios que se encuentran en los muros de los templos o tumbas y, debido a su carácter sagrado, están esculpidos en jeroglíficos.

Las plantas en los textos

En los textos, como he dicho más arriba, las plantas se muestran por su nombre. Las palabras que presentan los determinativos más frecuentes, como son M1 y M2, son fáciles de localizar dentro del texto, aunque también existen palabras botánicas con otros determinativos que dificultan su localización.

Una vez conocidos los nombres egipcios de las plantas, o partes de ellas, el siguiente paso es conocer el significado de la palabra, es decir, traducir la palabra egipcia a nuestra propia lengua. Hay que admitir que no todos los nombres de plantas están asociados con especies conocidas. Hay un gran número de palabras vegetales cuyo significado es desconocido y otras a las que se les atribuye un significado dudoso. Los estudios de fuentes textuales egipcias dejan, en muchos casos, sin interpretación las palabras de temas botánicos. Gran parte de los textos egipcios publicados presentan traducciones deficitarias en materia botánica, ya que los autores, a menudo, prefieren transcribir la palabra egipcia puesto que carecen de un significado preciso. Por esta razón, en la mayoría de los casos haré referencia a las plantas por su nombre egipcio, aunque algunas de ellas tengan una traducción admitida por los egiptólogos.

Tipos de textos

El contenido de los textos es, en general, muy diverso. Su temática gira en torno a la medicina, la literatura, el derecho, la economía, etc., o simplemente son pequeñas anotaciones hechas por los escribas para fines diversos.

A continuación, destaco tres grupos de textos, en función de su temática, donde la presencia de términos botánicos es significativa.

Textos médicos. Dentro de los textos egipcios, el conjunto de escritos más destacado en relación con las plantas es el formado por textos médicos. Junto a invocaciones a los dioses, existen remedios para diferentes enfermedades donde aparecen numerosas plantas que forman parte de los ingredientes de las recetas.

El documento más famoso es el papiro Ebers, debido a su extensión y buen estado de conservación, datado a finales de la dinastía XVII – principios de la dinastía XVIII.

Otro texto médico destacable es el papiro de Lahun, también conocido como papiro ginecológico por tratarse de un monográfico de esta temática. Hasta el momento es el documento más antiguo de medicina egipcia, pues el manuscrito se escribió en el Reino Medio a finales de la dinastía XII y principios de la XIII.

Textos literarios. La cultura egipcia también nos ha dejado numerosos textos literarios caracterizados por su calidad y atractivo. Los relatos explican las aventuras y desventuras de diferentes personajes que en ocasiones se ven envueltos en historias llenas de fantasía.

Las plantas están presentes en narraciones como El campesino elocuente, el Cuento de los dos hermanos, el poema de La disputa de los árboles del jardín, donde el propio título hace referencia a las plantas, e incluso en la obra literaria de referencia, Sinuhé, se mencionan plantas.

Textos administrativos. Bajo el término de textos administrativos se agrupan escritos de diversa temática, entre los que se encuentran los relacionados con la contabilidad. La importancia de este tipo de documentos para la fitoeptiología se debe a las listas de productos que llegan o salen de templos o residencias.

El papiro Harris I es uno de los textos contables más importante. Mide 42 metros de largo y es uno de los papiros de mayor tamaño conocido. La parte más importante, desde el punto de vista botánico, se encuentra en las donaciones hechas por el rey Ramsés III a los dioses y templos de Tebas, Menfis y Heliópolis, puesto que entre las ofrendas reales existe un número considerable de palabras relacionadas con las plantas.

Un grupo de documentos contables muy importantes son los textos escritos en ostraca. Un ostracon, ostraca en plural, es un trozo de cerámica con una inscripción. Los textos contables de los ostraca son muy sencillos. Es frecuente que aparezca una lista con el nombre de los obreros y el sueldo que recibe cada uno de ellos y que en ocasiones hacen referencia a plantas.

Como puede apreciarse, las fuentes textuales provenientes del antiguo Egipto para el conocimiento de palabras botánicas son extensas y variadas. Solamente he resaltado la documentación más conocida, pero no hay duda de que existen muchos documentos, de temáticas diversas y escritos en diferentes épocas, que aportan información muy valiosa a cerca del vocabulario botánico egipcio.

La licencia de este artículo se describe como: Creative Common Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional