Autores y obras. Botánicos

Maravillas Boccio
feb 2022. Flora ilustrada

Autores y obras. Botánicos
Ilustración botánica de De Plantis Ægypti liber de Alpini; primera página de Floræ Ægypticæ illustratio de Delile; fotografías de Foskål y Schweinfurth.
© Maravillas Boccio

Las grandes obras realizadas por los antiguos egipcios han hecho que Egipto sea considerado un territorio exótico desde la época clásica. Egipto ha sido visitado a lo largo de la historia por innumerables viajeros que han dejado escritas sus vivencias en forma de dietarios o cuadernos de viaje. Muchos de estos viajeros dedicaron en sus notas un apartado a la botánica egipcia. Es el caso del flamenco Joos van Ghistele que visitó Egipto a finales del siglo XV, del veneciano Prosperi Alpini que ejerció como médico en El Cairo un siglo después o del naturalista francés Pierre Belon du Mans tras su estancia en Egipto en 1547.

No obstante, la presencia de extranjeros a Egipto se reducía, en su mayor parte, al delta del Nilo, con el puerto de Alejandría como puerta de entrada al país para visitar El Cairo y las pirámides de Giza.

Sin embargo, la realización de los grandes viajes a Egipto se debe a la ocupación napoleónica de 1798. Efectivamente, la presencia francesa en el territorio egipcio originó la publicación de la Description d’Égipte, una obra magna que describe a Egipto desde la historia, la sociedad, la naturaleza, etc. En definitiva, la Description d’Égipte retrata el Egipto de comienzos del siglo XIX como nunca se había hecho hasta entonces de cualquier otro país.

Con la Description d’Égipte, Europa descubrió un territorio exótico y muy alejado de las costumbres europeas pero cercano en el espacio. La Description provocó que Egipto deslumbrara a Europa. Egipto se puso de moda para los europeos y cualquier motivo era válido para viajar al país del Nilo.

La ciencia también se sumó a las tendencias del momento y muchos científicos visitaron Egipto a lo largo del siglo XIX. De Egipto interesaba todo, incluidas las plantas que crecían en su territorio, de ahí que se organizaran expediciones al país del Nilo para conocer su flora y vegetación. Las primeras colecciones botánicas importantes recogidas en el territorio egipcio se deben a Giovanni Battista Brocchi y a Nicolas Bové en los años veinte del siglo XIX. A éstas le siguieron otras no menos importantes debido a su especificidad como es la agrostografía (estudio de las gramíneas) de Egipto publicada por Antonio Figari y De Notario a partir del herbario de Figari.

Muchos de los botánicos que trabajaron en Egipto no publicaron los resultados, en cambio depositaron el material recogido en diferentes herbarios de Europa. Así, a final del siglo XIX había una gran cantidad de información sin publicar repartida por distintos lugares europeos. Todos estos datos fueron recogidos por los botánicos Ascherson y Scweinfurth, a los que sumaron su propio herbario para elaborar la Illustration de la flore d’Égypte publicada en 1889. La elección del título es, tal como indican sus autores en el prólogo, un homenaje a Alyre Raffeneau-Delile, botánico de la expedición napoleónica a Egipto que publicó la Floræ Ægypticæ illustratio en 1813 como parte de la Description d’Égipte.

A partir de la obra de Ascherson y Schweinfurth, los trabajos botánicos se multiplicaron y el conocimiento del territorio egipcio en materia botánica fue en aumento. Como resultado comenzaron a elaborarse distintas floras de Egipto cada vez más completas que han sido publicadas a lo largo del siglo XX y principios del XXI.

La licencia de este artículo se describe como: Creative Common Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional